miércoles

Un "preso de conciencia" murio





Poder comprender la naturaleza humana es una tarea definitivamente titánica. Durante siglos de existencia han surgido miles y miles de sucesos con la muerte y la opresión de etiqueta y esto no es drama, es simple y total REALIDAD.

El día 23 de febrero murió un ser humano, un "preso de conciencia" llamado Orlando Zapata Tamayo, nacido en la ya oprimida Cuba, un hombre que decidió continuar y defender con sus principios, que se atrevió a decir que no. Lamentablemente pudo más la ignorancia, las adversidades y la injusticia que la fe y la convicción de este hombre para defender sus principios. El llanto y desespero de una madre, de sus seres queridos son elementos que se hacen sordos ante el oido del "Titan Cubano", huelga de hambre durante 86 días que considerablemente merecían opinión y destaque del ojo internacional.

En uno de las frases emitidas el día de hoy por un respetado periodista venezolano llamado Miguel Otero Silva decía: "Por qué en America Latina los paises democráticos no protestan la muerte de Orlando Zapata?" y efectivamente ya las protestas y el reaccionar se convirtieron en una montaña difícil de escalar, ya no es innato en el ser humano defender la vida, el derecho, la paz, las convicciones, sino simplemente ser esclavos de una inanición y circunstancias que nunca delimitarán el verdadero norte de todo esto.

Una muerte más, una noticia más que rellena el horario exigido por las cadenas televisivas, una voz angustiada de una madre que llega a ser el eco de tantas madres que perdieron a sus seres queridos por circunstancias similares o inclusive peores.


Ante toda esta situación es difícil hacerse de oídos sordos... Que Dios nos ampare.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos, siempre y cuando sean respaldados con el respeto <3