domingo

Mi Caracas Envuelta en Humo


Una conmoción y deseo de letargo puede envolverse en la psiquis de una persona que ha llevado una cantidad de tiempo relativamente corto lejos de la piel de las calles caraqueñas, una persona que no ha podido contemplar o quizás asimilar los ruidos pasos y residuos de sensaciones pensamientos y energías que emite una Caracas colapsada que la vio nacer años atrás.


Cuando leo "Caracas envuelta en humo" me viene a la mente algo mucho más que un humo negro que se escurre entre las paredes y ambiente de una Caracas agotada por una rutina acelerada de adversidades y tráfico, por el llanto del mendigo que pide limosna en un semáforo de Chacao o un joven desarrollando una increíble habilidad de hacer malabares con objetos específicos, pero simplemente la miseria de tener que verlo nadar entre semejantes adversidades opaca por completo la maravilla de su talento.


Cuando leo "Caracas envuelta en Humo" sólo puede surgir dentro de mí que además de ser un hecho que se percibe, que se observa y se mete en lo más profundo de tus sentidos, es un hecho que simboliza a la perfección "el humo de la conciencia y del sentido común" en una buena parte de la población caraqueña. Un humo de adversidades que detenidamente nubló un norte desaparecido para poder trasladar esta humanidad a puerto seguro. Un humo en los sentidos de pertenencia, de avance, de unidad que efectivamente ahoga a aquellos que aún sueñan con algo diferente... aquellos que se nebulizan soñando con otro país, con otro futuro, con aquellos cuya convicción, pensamiento y acciones se encuentran envueltas en el deseo de sobrevivir en una ciudad marchita con rastros de un hermoso rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos, siempre y cuando sean respaldados con el respeto <3