jueves

AMORES RECIEN NACIDOS



Nunca he servido para ser maniquí de nadie, ni mucho menos accesorio. No es por ningún pensamiento feminista, pero la sola idea de pensar que algún hombre me pueda controlar me exaspera los nervios,y el sólo hecho de pensar de controlarle la vida a un hombre me enferma aún más.

La libertad es completa y absolutamente necesaria, sólo con la libertad puedo respirar autonomía, independencia y un poco de paz. Sin embargo , a veces sin buscarselo, temrinas consiguiendo la perfecta cárcel de tus pensamientos coartando por completo la libertad de una soledad invocada y gratificante para convertirla en algo que estorba y colocar en su puesto los dulces besos de un hombre sorpresivamente encantador.

Me pareciera como si fuera ayer, recuerdo que era uno de esos días que parecían pintados, de esos momentos únicos que te hacen pensar: algo diferente sucedería. Sin darme cuenta y envuelta en un manojo de pensamientos extraños te me volviste a atravesar en los pensamientos, un cosquilleo en la boca de mi estomago se hizo sentir haciéndome ver como la típica adolescente y se supone que a mis 50 años no debería andar en esos trotes.

Tengo un camino recorrido, las huellas del tiempo en mi piel que termina estremeciéndose con un solo roce de tus manos. Eras desesperantemente encantador, único, sobrio, tímido, de sonrisa permanente, ojos que son necesarios en el panorama, definitivamente un ser celestial.

Debería callarme estos deseos, esta necesidad de verte, el tiempo me colocó en este mundo primero que tú y de por medio un centenar de prejuicios, por vivir en mundos distintos, por ser de momentos distintos.... debería dejarte a un lado por el increíble talento que tienes de descontrolarme, de quemarme la lógica y de construir lo irracional, el deseo de soñar en algún momento.

En ese mar permanente de ensueños me encuentro contigo, renaciendo el alma de una chiquilla en el cuerpo de una mujer ya tomada por los años. Aqui me encuentro, besando el dulce sabor de tu recuerdo y esperando para dibujar el momento de nuestro encuentro, siempre escondido bajo las sábanas oscuras de la noche y el silencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos, siempre y cuando sean respaldados con el respeto <3