martes

Realidades de la Inmigración (Esto no es Cuento Señores)



Es increíble la cantidad de cosas que se van entretejiendo cuando sin darte cuenta estás aislada de la fuente de tu identidad (Venezuela). Para muchos estar fuera de Venezuela implica un nivel económico y de "te estás dando la gran vida en X país" cuando muchos no saben la cantidad de años, de sudor y de constancia con que se pagan semejante osadía de soñar y de salir con todo el dolor del mundo del país que te vio nacer.

"Destierro, separación y doble esfuerzo" son los ingredientes para que finalmente consigas puerto seguro en un país extraño, sino me creen pregúntenle a sus abuelos, tíos o familiares extranjeros en caso de que tengan familias de otras procedencias, sólo el 1%(cuidado sino menos) les dirá que fue por un simple viaje de placer y decidieron quedarse.


Si eres estudiante, debes estudiar el doble y brillar, si eres trabajador, debes trabajar el triple, destacarte ante la población común, ser servicial, tolerante, mentalizarte ante un choque cultural inevitable y ver poco a poco cómo tu país de origen se aleja de ti inevitablemente y ¿por qué no? cómo tus afectos de Venezuela se van disolviendo por la distancia y la falta de contacto diario (me pasó a mí).


Para aquellos que crean que estar fuera de un país implica darse la gran vida, mi amados pensadores ESTÁN EQUIVOCADOS, para aquellos que consideran que estar ganando en dólares o estar gastando con la bendecida moneda Yankee es un privilegio de ricos, señores ESTÁN EQUIVOCADOS, para aquellos que piensan que la paz y la buena vida se obtienen en menos de un mes... mis amados prójimos están equivocados.


Con esto no quiero decir que sea un completo via crucis, pero requiere de un esfuerzo garrafal en todos los sentidos, sobretodo en el de poderte destacar y ganarte a pulso el derecho de estar en un país extraño, de tener en un papelito tu legalidad. La paz absoluta mi gente, es un precio que se debe pagar con muchos años en un país extraño... el derecho a soñar, a respirar un poco son pinturas que toman años para realizar, con cada matiz, con cada detalle, tono y textura determinados.


Ser inmigrante y tener bajo tu brazo la historia de un país en adversidades y un sueño de darle a tus hijos algo diferente, es un precio que se tiene que pagar.


A mis amados lectores, un millón de gracias por tomarse el tiempo de leer estas humildes palabras de un alma que aún sueña con que todos critalicemos lo más sublimes de nuestros sueños, sea juntos o separados de nuestra tierra.


Bendiciones Infinitas.


Srta. Aymara Gabriela Sánchez T.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos, siempre y cuando sean respaldados con el respeto <3