lunes

Ideas de Una Intelectual Frustrada



Con el permiso de mis lectores y agradecida por el tiempo que poseen para leer y por sus comentarios, quisiera poder expresar unas cuantas ideas que han rondado por mi cabeza desde que pisé esta tierra.


Recuerdo que desde que tengo uso de razón los libros fueron mi aliados, sentía que más allá de representar algo físicamente, necesitaba desesperadamente cultivar lo que había dentro de mí, en mi mente, mis sentimientos y ser.


Desde que tengo memoria siempre estuve en un deseo casi enfermizo de ser periodista, más allá de estar frente a una cámara quería guiarme hacia la investigación, hacia el escribir, plasmar centenares de ideas y tratar de justificar mi existencia a través de un buen aporte a la humanidad. Recuerdo que iba de un lado a otro por mi casa dándole clases de periodismo y de arte a mis muñecos, era anormal lo que me sucedía a los 6 años.


Ahora que estoy "en la realidad" tengo el periodismo... aprendí un poco de arte en mi tierra Venezuela (cosa por la cual siempre estaré agradecida) pero ahora... ¿Qué pasa con la excelencia? ¿Qué pasa con la necesidad imperiosa de aprender? de ser mejores? ¿Por qué el facilismo y la mediocridad tuvieron que pegarse a la mentalidad colectiva? qué pasó con los modelos a seguir? ¿con lo inspirador? ¿a dónde se fue?. A veces me cuesta revivir a la niña entusiasta y que soñaba con ser parte de los intelectuales de Venezuela, a veces pienso que las circunstancias mostraron una pintura diferente... con eso debo trabajar.


Este escrito lo dedico para aquellos que a veces se asfixian en una ciudad de adversidades, de gente cortada por la misma tijera, de los que en verdad quieren ser profesionales de la excelencia... no decaigan... hay que seguir soñando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos, siempre y cuando sean respaldados con el respeto <3