sábado

Random Ideas





Difícil retomar un blog después de tanto tiempo tenerlo abandonado. Te encuentras en frente de esta pantalla, quien queda cual expectante a que finalmente tu mente expulse el caudal de ideas que tienes dentro de ti... como dicen por ahí "Tengo tanto que decir, que si me callo, me salen subtítulos". Algo relativamente complejo.

Por otra parte, ¿De qué serviría semejante hazaña de concretar en palabras algo tan abstracto como la vida misma? ¿Salvaría al mundo? ¿Cambiaría algo? No, al menos en mi entorno no... sin embargo, ordenar los pensamientos de esta eterna alumna del destino se está convirtiendo en algo indispensable.

Con esta nueva etapa, me daría cuenta de que escuchar y contemplar con atención lo que cada ser humano implica se ha tornado algo difícil, ya sea por la vida acelerada, por el anhelo a un futuro ni siquiera concreto, nos volvemos miopes ante esa historia tan fascinante e inusual llamado ser humano.

Detenernos, a contemplar en cada persona la historia que grita su piel, su lenguaje corporal, sus ojos y entender cómo va la mía... sería una perfecta forma de transformarnos y por ende, transformar lo que nos pasa...